viernes, 1 de agosto de 2014

One More Time, un Anillo Precioso for Nahikari

 
Lo mismo que me gusta empezar una pieza desde cero, también me encanta que me caigan joyitas viejas y recortarlas, reformarlas, integrarlas en otros ambientes propios.




Nahikari vió la restauración del sello de mi hermano y me trajo el suyo de recién nacida. La grabación de la N y la P es realmente bruta, bien clavado el buril.


Mucha suerte me ronda de que me haya caído este sello ovalado, mucho más femenino con su curva suave, me ofrece más posibilidades de hacer algo más frágil y lindo.


Del sello originario (del cual no dispongo de foto, soy una patana...) lo único que he extraído ha sido el ovalo de oro con las iniciales.


Lo demás es un trabajo de miniconstrucción equilibrio y armonía. Quería un anillo con sabor antiguo, que se elevase el motivo central en su cúspide. Soy anti bata en joyería, esos dobles pisos me parecen andamios, prefiero partir del centro y elevar el óvalo piramidalmente.
El currito chachi que me he pegado me lo conozco yo y bien orgullosa y contenta de haber logrado lo visualizado.


Nahikari ha llegado al taller justo en el momento cumbre de las soldaduras bonitas y las limadas definitorias.
Y tras terminar lo más chulo de mi curro, los acabados, a darnos un buen baño, que es verano y pasa en un suspiro.


lunes, 28 de julio de 2014

True Blue Agatha




Las Joyitas Prestadas

"No recuerdo la edad que tenía cuando me encantaba colgarmelo al cuello. Lo recuerdo enorme aunque seguro que era porque yo era pequeñita...
Sé que era azul y me gustaba verlo en el espejo de mi madre, recuerdo esa agradable sensación de llevar algo de alguien a quién quieres mucho."


viernes, 9 de mayo de 2014

Sonrisas y Lágrimas ( de nácar )


Mirad, de aquí sale la Orejilla de Mar. Es esa puertecita color salmón del Caracol. También le llaman Piedra de Jaqueca, porque se dice que combate estos dolores cuando te la pones en la sien o cerca del pecho.


En joyería se utiliza más la parte trasera, la de la espiral de nácar. Y hablando de nácar... Lo he dicho muchas veces ya, pero es puñetero para cortar con la segueta, y lento, para que no corra el riesgo de cuartearse y romperse. 



Pero manejable y agradecido a la lima y a las ceras, así que sacrificando tiempo por belleza he andado...



Poquito a poco...


Y para la lágrima su correspondiente cajita de plata. El ojímetro me va de vicio por suerte, para estas cosas del encaje.


Así que con un poco de paciencia y buen hacer...


Ya casi lo tengo!!!


Ahora sí que sí, metal limpio y pieza encajada.

La quería para enmarcarla en una curva cerrada de plata oxidada. Patricia vió el colgante que hice ya hace un mes y yo es que igual igual pues no le voy a hacer, porque ese ya lo tiene otra persona, y como a todas me gustaría llevar algo sólo para mí, mío, sólo mío y distinto. 


Artesanía y exclusividad van muy bien. 


Me he quedado bien contenta de nuevo, es muy bonito. Yo me lo pondría con mis trasteríos y fetiches tal cual en la foto, pero Patricia lo lleva mejor, limpio, sobre la piel.


sábado, 19 de abril de 2014

De Dónde Vienen las Piedras? Parte II

Origen sincero del cuarzo limón... 
Son las piedras que se solidifican bajo el limonero que regalé a mi padre y que él plantó en Ajo, Cantabria. 
Da limones todo el año, y me lo vendieron bien barato, era una rama enclenque, pero yo confiaba en ella. Sólo yo, porque las ilusas somos así de optimistas y esperanzadas.



Nadie daba un duro y al año ya se doblaba por su débil tronco cargada de limones.
Es cierto que no eran los mejores limones del mundo pero sí lo únicos que crecían en nuestro jardín. Y eso nos hinchaba de orgullo, nos elevaba allende la Ojerada, cruzando la kalima por el océano.


Ricas limonadas frescas con azúcar y yerba buena. El limonero que daba esos limones de tosca y gruesa corteza, abonado con sus mismas pieles, seguía creciendo, dando acidez a las gambas y navajas, a los mejillones al vapor y refrescando gaznates.


Mi limón mi limonero. Planta uno al lado del mar, pescado y marisco aderezado por ácido caldo de la tierra que azota la brisa marina.
El mar pide limón, y no por capricho.


Y llora el limonero, porque pasa días sólo y el resultado de sus lágrimas saladas y acidas se cristaliza en la raíz y un día escarbando con las uñas, queriendo esconder un recuerdo triste y vago, brilla la tierra, huele a cítrico y entre las negras garras de enterradora los destellos brutos de una piedra brusca y sin domar, un cuarzo citrino, con bellas iridiscencias de cuando la luna besa al árbol regresando del mar.




Y de ahí nace el collar de plata. Te lo crees? Yo tampoco, pero seguro que así fue. Lo cuenta una leyenda.




 



viernes, 11 de abril de 2014

Lágrima Caracolito Mar ������


Este colgante de plata lo he hecho con muchísimo cariño y libertad. Y eso es un gusto porque las horas de trabajo son mucho más entretenidas cuando puedes operar e imaginar a tu antojo.




Me parece bien romántico con la lágrima de Caracolito de Mar. Deben ser las ganas de ver pieles morenas con nácar o marfil, esos crudos inmaculados entre lo tostado.



Mi trabajito me ha costado, pero tirando del refranero, Sarna con Gusto no Pica (Pero Mortifica). Ahí me gusta, recalcando el esfuerzo.
















miércoles, 2 de abril de 2014

Dos Rombos ♦️♦️ Las dos Diferencias

Encuentra las dos diferencias:



Pues muy sencillo:

����En la primera foto el hilo de oro con el que he fabricado los rombos es cuadrado y mate.
En la segunda es de media caña y pulido.

����En la primera foto el grosor y la trama de la cadena de plata oxidada es también distinta a la segunda.


Y como me gusta trastear estuve un rato flipando con la figura del rombo... en dibujo técnico 


Que siempre me dan ganas de que me den unas buenas clases, ya sé que no se lleva, que se diseña más rapidito y perfecto por ordenador, pero oye, a mí me encanta perder el tiempo dibujando a mano, qué le vamos a hacer, es un gustazo, el dibujo, lo sé desde pequeña.


También encontré que este Código de Regulación de Contenidos (los rombos), regulaban algo más que la tele. O avisaban de contenidos eróticos, violentos o de terror.
No sé a quién de todos los miembros del Comité de Censura de TVE en 1963 se le vino esta bonita forma a la cabeza, ni porqué, espera.... Sigo investigando.... pues nada, ni idea.
Pero por el camino he visto que en julio del año anterior algún lumbreras del actual gobierno que gozamos, quiso rescatar al cuadrilátero paralelogramo y dar un toque vintage a vuestras planas pantallas de televisión, porque la mía todavía no pasó por cirugía y tiene su tripita y su dvd integrado.

Mi homenaje a los rombos viene del terror psicológico que me produjo una peli, porque mis papis no censuraban mucho, inquietante, donde las mujeres llevaban camisones de gasa y eye-liner a dolor, eran una especie de vampiresas, pero ellos me parecieron horribles con ese deseo animal. Uff. Y había escaleras de caracol.



















martes, 25 de marzo de 2014

Viva la Vida & Yolanda Joyita


Pues estamos estrenando primavera y me siento tan feliz como en aquella primavera búlgara que siempre recuerdo en Sofia, con las martenitsas y las flores brotando a lo loco, las hojas y ramas de los árboles milenarios superando las azoteas de los trillados edificios... Mi primavera búlgara de flores rosas y blancas de castaños, de birra Zagorka en el NDK y tabaco a dos pesetas. 
Viva la Vida! Y para qué más.... 



Pero no estrenamos nada mal la primavera... Entre el trabajo y el divertimento no se puede parar!
Viva la Vida ( Narrika 12, Donostia), estrena espacio vertical. Las cajitas!! Uy, lo que me gusta a mí un minitxoko...



Súper esmerada y motivada recreando altares. Atrezzo, por favor, atrezzo... Mis vírgenes y santos protestantes que me regaló la réplica de Brad Pitt, un loco búlgaro bello que vivía en el apartamento que yo siempre miraba desde la Rue con anhelo. No hay nada más que desear algo con muchas ganas para que un día un desconocido te invite a tí y a tu amiga a su hogar y descubras... Vives aquiiiií... Siempre miro esta casa... 
Y no puede faltar mi suavísimo jarrón de porcelana alemana con pan de oro. 
Y las flores de la mediana de la Avda. de la Libertad, nacidas de la toxicidad propia de los humos de la city. Tan rositas, Venom Pink.

   

También he puesto mis joyas... No todo es atrezzo.. 
Esta misma semana completaré con alguna nueva pieza que estoy fabricando. He elegido mis piezas más básicas, lo más micro y XS de mis creaciones.



Mis joyas y demás parafernalia están rodeadas ahora del mejor rollo posible, Viva la Vida es sencillez, color y alegría.
Es la sensación que me provocan sus diseños y tejidos. 
Ahora Leire os obsequia con un cosmos ajeno, en una muestra diversa de distintos diseñadores locales. Cosa que me resulta de lo más interesante, porque combina el espacio expositivo con el comercial. Nada discutido, a menos en mi caso, Las Piezas Sueltas, entre artesanía y capricho.

Muchas gracias Leire, pasé una tarde de lo más agustito contigo, amore ❤️✨

Y que Viva la Vida toda la Vida!!!