Lo +

viernes, 27 de febrero de 2015

la Lluvia quiere Primavera

Yo siempre digo que la lluvia me gusta, pero ésto ya se está pasando de castaño oscuro. Ahí fuera hace un tiempo infernal, parece que me están tirando cubos de agua contra los cristales y el viento es de asustar y si fuese una cerdita con una casa de paja, ya estaba sin conexión a internet y volando por las marismas, avistando el temporal desde las alturas y haciendo chirivueltas por el aire.
Pero no, estoy hecha una reina mora entre cojines y edredones, dispositivos, libros y material escolar.


Pero yo quería solo enseñar la primera joya con vistas a la Primavera, es prematura y vergonzosa, a pesar de ser de plata y acompañarse por una lenteja de coral rojo y un donut de nácar.
El primer colgante de la temporada, el tamaño, como siempre, mínimo. Y los materiales marinos. 
Ahora sólo queda mirar al cielo esperando a que abra y salga un rayo de luz, mientras... Seguro que indoors una también puede quitarse sus veintemil capas y descubrir sobre la piel este cono de la abundancia y el mar.


Very Slow Jewelry

Así, acuñando manidas denominaciones modernistas de ayer, describo el curro. Lento. Muy lento. Todavía se puede más. Digo mejorar. Pero por hoy ya está bien...


martes, 24 de febrero de 2015

Me cuesta la vida

Hoy y ayer y la semana pasada y desde hace un mes, me cuesta la vida trabajar.
En realidad, lo que me cuesta la vida es el viejo mal de la conciencia sucia. Pero mira, todo va a juego con la joyería. Que es una auténtica fiesta de limalla.
Voy a comenzar con la parte más higiénica pero más desagradable a la par. Hagamos cuentitas del material que necesito.


Pues.... Sólo dispongo del diámetro interno y externo de uno de sus anillos, me lo envió por watzup en una foto muy audaz. Este anillo lo hacemos a distancia, entre Naiara y yo, porque nos separan unos cuantos kilómetros. 



Pero con eso puedo hallar su talla, el perímetro del aro y esas cositas con fórmulas que yo no entendía para qué me iban a servir a mí en mi vida... Y a las que no prestaba atención, claro. Porque para eso he sido yo buena. Pues mira, por listilla.
El caso es que reaprender también es de sabias, y yo lo he reaprendido con gusto, lo que no entiendo es por qué no nos ilustraban de alguna manera estas cuestiones tan abstractas.

Ya sintetizando (mentira, soy incapaz), 


Después una coge la segueta y fuera el miedo. Pero con estas piezas yo siempre necesito mis rituales, porque es verdad, me asusto, y es mayor el bloqueo del temor que su verdadera resolución... Lo bruto siempre se puede suavizar.



Espanto superado y pereza vencida.
Queda disfrutar de las soldaduras y el infinito trabajo de los acabados satisfactorios.



lunes, 23 de febrero de 2015

Cosas que no dije

Las cosas que no dije las guardo con las joyas que están en los cajones pero me da pena fundir.
Yo sé que hablo mucho, sin parar, pero aún no he contado todo porque la mente es inmensa. 
Pero no te quiero aburrir.
Voy a enseñarte en uno, los posts que no tuvieron lugar. 


Estos pendientes son de plata con una hojita de oro y corales rojos. Son los zarzillos de corales que yo pensé, mis pieceríos particulares...


También tengo anillos, de oro y de plata,Trinity Team, y para ser medio dilexica, luego me va lo de la combinatoria. Pues éstos me chiflan, por eso los tengo yo. 

Y ya hoy no tengo tiempo de más. 

sábado, 13 de diciembre de 2014

Anillos de Ayer

Estos son algunos de los anillos que he hecho hace nada, casi ayer, ya finalizando el año, pero llena de ideas constantemente....

























La Joyería es un Juego Peligroso


Yo soy cuidadosa, a veces me pellizco los dedos con los alicates o me los lijo un poco, pero... Rara vez me corto con la segueta y por primera vez.... Metal Hammer ������



Pupitas.

sábado, 29 de noviembre de 2014

4 PASOS *Para transformar un pendiente en colgante*


Prólogo 
Zarcillo original ya tocado por algún joyero un poco chapuzas, de oro con un zafiro cuadrado. Heredado de la abuela, el otro lo tiene la ama, también le hice un colgante, pero se lo tengo que pedir para darle un repaso, no quedó tan chulo como éste.






Paso 1
Serrar lo sobrante



Paso 2
Soldar un arito al pendiente (que por suerte ya lleva puesto uno muy a huevo)
No existe documento gráfico.

Paso 3
Limpiar un poquito y tal, el fuego ennegrece y luego hay que apañar con limatones, después con lija muy muy fina y con los cepillitos y el motor a pulir con las ceras.
Tampoco existe documento gráfico pero imaginad mis dedos bien negros de cera.

Paso 4
Mirarlo y decir, oh, que precioso ha quedado! Y ponértelo enseguida. De ésto sí hay documento, encima dos. 




Es una tontería igual... Pero para que esté guardado en un cajón pues mejor así. Y estoy segura de que a mi abuela le iba a parecer de maravilla.